Los Representantes y alumnos nos cuentan su experiencia en  Remansos de Cuatro...

Y llegó la música..

Cuando se tiene la oportunidad de ofrecer a nuestros niños estudios musicales, definitivamente la vida te cambia. Tu hijo cambia, también esto se reflejará en tu hogar, donde ahora, tendrás instrumentos musicales, en vez de juguetes, y a cambio del ruido, llegará la música. Y es que grande es la música,  para Platón, “la música es alimento de la virtud”. Cuando le enseñas la música, en algo mucho más que una Academia, en un lugar donde a cada pequeño le brindan atención, amor, y disciplina, como lo es Remansos de Cuatro, definitivamente, la experiencia se convierte en algo mucho más propio, y con sentido.

Aunque poco es el tiempo que mi hija tiene en la academia, puedo decir, que vale oro la sonrisa que refleja cada sábado por la mañana, cuando se levanta para ir a la escuela de música; por supuesto, aquel gesto de felicidad, se expande al ver a su profesora de iniciación musical, Bárbara, quien con muchísimo afecto, comprensión, y paciencia, les enseña los primeros pasos a nuestros pequeñines, para que continúen una vida musical. Como madre la espero afuera de la escuela sentada ansiosa por conocer cómo le fue en su clase, y por ver la emoción entre sus ojos, tras haber disfrutado aprendiendo música.

Agradezco enormemente a Remansos de Cuatro, por ofrecerle la oportunidad a mi pequeña, Avril Kuiman, de tan sólo cinco años, de empezar una vida musical, de ser feliz entre cantos y notas musicales, de encontrar amigos, familia, y excelentes profesionales, que estoy segura, día a día, dan lo mejor de sí, para que cada alumno crezca y avance. Agradezco por esos espectaculares conciertos que nos ofrecieron, donde cada familia pudo constatar el avance de sus hijos. Gracias Remansos de Cuatro, por ser mucho más que una academia; Gracias Profesora Cynthia por destacar cada detalle con pasión, y por supuesto, gracias Profesora Bárbara, por todo el amor, aprendizaje, y la paciencia que le ofrece a mi pequeña Avril.

Fabiola Maldonado  / Representante de Avril Kuiman / Iniciación Musical

Siempre pensé que el hecho de aprender a tocar algún instrumento haría a mi hijo más sensible, disciplinado y por supuesto más culto. Me encantaba y me encanta la idea del Cuatro y la Guitarra sin embargo su profesora  descubrió en él  la habilidad con el Piano. Me sorprendió mucho de buena manera  el día en que me informa que ya no sería cuatro sino Piano. Aun lo imagino tocando Cuatro pero lo disfruto en vivo tocando el Piano en sus ratos libres y desde entonces no ha parado de llenarnos de alegría y orgullo por un motivo más de tantos claro, la música.

Gracias a la academia por este espacio para contar sobre los excelentes resultados, la satisfacción del alumno y de los padres  además  la importancia de lo que ahora representa la música en nuestras vidas.  Gracias a la profesora Cynthia por su dedicación y paciencia nos sentimos muy afortunados de contar con usted. Y los invito a que les den oportunidad a sus hijos  de conocer este hermoso arte.

Yeniree Barrios / Representante de Robert Rangel / Piano

        Si le buscamos muchas explicaciones a lo mejor nos complicamos y lo entendemos menos, la música, es un fenómeno que nos une y nos hace descubrir algo en nosotros mismos, tanto como familias como en general. Nos alegra, nos hace pasar ratos increíblemente relajantes y divertidos. La música, para nosotros como familia, ha sido un punto de encuentro, de compartir juntos. No puedo imaginar la vida sin ella, sin la fantasía que se crea en torno a ella.

 

       La otra idea que me gustaría compartir es que no es tarde a ninguna edad para empezar, la música va a llenar un espacio dentro de cada uno. Por eso siempre invito a las personas a aproximarse y  aprender a ejecutar un instrumento, a descubrir el mundo de las melodías y armonías musicales.

Jaime Santos  / Representante de Alejandra Santos / Piano y Canto

           En estos 5 meses que tengo en la academia Remansos de Cuatro, el la Catedra de Canto, con las profesoras Cynthia y Barbara, me siento muy feliz y agradecida por haberlos encontrado en el momento de mi vida, siempre quise estudiar musica y canto y gracias a Dios los encontré.

            Con toda la sinceridad les digo son "mis profesoras" con mucha alegria, son excelentes y por eso no he faltado ni un sábado desde que comencé, porque he sentido el cambio y  porque además la musica te llena. 

            Gracias por todo su tiempo y seguir adelante aprendiendo de ustedes.

Maribel Cisneros / Alumna de Canto